Resumen de contenidos

Muchas empresas y profesionales aún no han descubierto el valor añadido que pueden aportar las newsletters a su negocio. En muchas ocasiones por falta de información, en otras porque nadie les ha dicho que se puede integrar de forma fácil en su web; y otras por falta de tiempo, ya sabemos que muchos profesionales y pequeñas empresas ya están saturados con el volumen de trabajo como para dedicarle más al marketing y promoción.

Pero eso no quita que no deberían hacerlo. De hecho es más fácil de lo que pensamos. Aunque es cierto que con la ley de protección de datos hay que saber hacerlo de forma legal y sin meternos en más problemas.

¿Por dónde empezar con las newsletters?

Para empezar lo primero es tener algo interesante que contar y hacerlo en una web, blog o redes sociales; lo que ahora se llama inbound marketing, que no es otra cosa que atraer clientes o fidelizar los que ya tenemos con contenidos de calidad.

Esos contenidos pueden ser de muchos tipos, artículos como este que estás leyendo, un vídeo explicativo de alguna función de un producto o servicio, manuales y tutoriales que siempre aporten algo más. Incluso podcast o webinars.

Solicitar el consentimiento de nuestros clientes

Debido a la Ley Orgánica de Protección de Datos y a la nueva legislación a través del RGPD, podemos tener problemas si enviamos una newsletter a alguien que no nos ha dado su consentimiento.

Pero podemos empezar por nuestros clientes, seguro que tenemos sus emails cuando nos han escrito para solicitar presupuesto, o algún servicio.

Podemos enviarle un email solicitando su consentimiento, y para aprovechar ese envío, que mejor que se convierta en nuestra primera newsletter. Como muestra de que no vamos a bombardearles con SPAM, sino que queremos aportar contenidos, podemos añadir algo que sepamos que el cliente necesita saber o conocer. Y de paso hacerle la solicitud haciéndole ver que la necesitamos para poder seguir enviando contenidos de calidad.

¿Cómo hacer crecer nuestro listado de emails para las newsletters?

Podemos implementar en nuestra web, blog o tienda online un plugin o módulo que automatice la recogida de datos. Siempre teniendo en cuenta que debemos solicitar el consentimiento para el envío de las newsletters.

También podemos utilizar los nuevos canales a través del móvil para recopilar información de nuestros clientes. Como ya hemos dicho, sin abusar y siempre intentando cumplir la ley vigente.

WhatsApp es una gran fuente de información si sabemos utilizarlo, pero también Telegram, un gran desconocido para muchas empresas y con el que se pueden automatizar muchas funciones.

Si todo esto te parece muy complicado, siempre puedes contratar empresas como The Gist, que te ahorrará muchas horas de trabajo y sobre todo algún que otro mal rato si algún cliente o cualquier persona con la que contactemos decide denunciarnos.

Boletines de noticias y algo más

La periodicidad es importante a la hora de mantener a nuestros clientes siempre pendientes.

Pero más importante es el contenido que le vamos a ofrecer, podemos saltarnos una newsletter si no disponemos de algo que realmente pueda ser de interés para nuestros clientes.

Para la próxima busca un extra que haga que el cliente se sienta valorado. Puede parecer mentira, pero somos animales de costumbres y muchos clientes pueden estar ese email con contenidos de interés ese día. Y no disponer de él nos hará perder credibilidad.

Y esto es solo un resumen a grandes rasgos de lo que las newsletters pueden aportar a hacer que tu empresa consiga más ventas, nuevos clientes y fidelizar los que ya tienes.